Paisaje, flora y fauna

Paisaje, flora y fauna2018-04-27T10:25:45+00:00

El balcón de Urdaibai

A 250 metros sobre el nivel del mar, desde el que se domina la propia desembocadura de la ría entre la Isla de San Antonio y el arenal de Laida y la serie de crestas que definen la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

  • San Pedro de Atxare

  • San Miguel de Ereñozar

  • Arrola

  • Iluntzar

  • Gambe

  • Oiz

  • Balcón de Bizkaia

  • Astei

  • Otxagane

  • Gorozika

  • Santa Cruz

  • Gerekiz

  • Rigoitia

  • Jainko

  • Sollube

Como limite perimetral de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, y en segundo plano:

  • Sabigain

  • Aramotz

  • Mugarra

  • Gorbea

  • Itxina

  • Belatxikita

  • Subijana

  • Sierra Salvada

  • Ganekogorta

  • Pagasarri

  • Ganeta

  • Rastraleku

Las variedades cromáticas que en otoño y Primavera se pueden apreciar desde el Balcón de Urdaibai hacen de su visita una experiencia para la vista, por la diversidad de color que en la vegetación de la Reserva de Urdaibai se disfruta. Siendo por ello un punto de interés, en maridaje con el disfrute del Txakoli

FLORA

En referencia a la Flora, que nos rodea, al ser un sistema agrícola muy trabajado por el hombre desde hace muchos años, esta se ha reducido a especies representativas de la zona como son: Roble, Fresno, Abedul (relictico), castaño , Nogal , Encina y otras frondosas propias de la zona de menor envergadura, lo que le confiere al paraje una hermosa dispersión de colores en épocas de primavera y otoño.

Quedan pies aislados de acebo en zonas perimetrales del viñedo que se cuidan, para evitar su desaparición, por ser una especie protegida dada su escasa presencia en nuestros parajes.

FAUNA

En cuanto a la fauna debemos de especificar que el paraje donde se encuentra el viñedo dispone de una rica diversidad de anfibios y reptiles, pues aun quedan en las zonas de aguas grupos de salamandras y tritones, los cuales son indicadores de un ecosistema de gran calidad, así como diferentes tipos de batracios, los cuales contribuyen a la reducción de insectos que a veces actúan como vectores de plagas y enfermedades criptogámicas que se desarrollan en el viñedo.

En cuanto a mamíferos se dispone de una amplia variedad de especies, que van desde los diminutos roedores tipo musarañas, hasta los más voluminosos como puede ser el jabalí.

La presencia del corzo, zorro, tejon y jabalí, condiciona la explotación de forma notable, por generarse una competencia directa entre su presencia y la explotación del viñedo, lo que conlleva un notable esfuerzo en su control y cuidado y por ello se adoptan medidas auxiliares para evitar en lo posible su afeccion mediante el uso de cierres perimetrales, uso de perros como medio disuasorio para su presencia, repelentes, etc.

Por otra parte, es continua la presencia de rapaces y aves de paso, que utilizan el viñedo, en las épocas de reposo de su fase productiva, aumentando su valor natural como zona de observación de esta fauna propia de lugares con valor naturalistico y de calidad ambiental.

PAISAJE

Por otra parte el paisaje de la zona está formado hacia el sur, por las cresterías más importantes de Bizkaia, ya que se domina visualmente cuatro de los cinco montes bocineros que hay en el Territorio Histórico de Bizkaia.
Hacia el Norte y dada su altitud se puede visualizar la desembocadura de la ría de Gernika y la barra arenosa de Laida con una amplia perspectiva de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en la zona central de ésta.
Son numerosos los altos que se pueden observar desde el paraje en que nos encontramos con una visual muy amplia y con la particularidad de que nuestra ubicación se pierde en el horizonte visual de quien nos quiere observar, lo que confiere al paisaje una baja fragilidad visual.
Por otra parte y como consecuencia de que La flora que nos rodea está formada, en cuanto a masa dominante, por plantaciones de coníferas y una dispersa ubicación de frondosas, se genera en primavera y otoño una hermosa policromía, como consecuencia de la dispersión de estas en el entorno próximo y ello permite disponer de un fondo visual en continuo cambio junto al propio del viñedo que al estar en situación dominada desde el local social de la bodega se genera una hermosa vista como frente visual del centro social.

CONCLUSIÓN

Esta diversificación de especies animales y vegetales nos obliga a tener que cuidarlas e integrarlas en la explotación del viñedo, como elemento de conservación y de riqueza natural que dispone el propio viñedo, porque entendemos que el medio natural es la base para desarrollar una actividad agrícola integrada en el medio en el que se encuentra implantada y es continua la convivencia, a veces difícil, con los animales más prolijos, como son los corzos, jabalís, zorros, tejones, los cuales ante falta de otros elementos de alimentación se centran en el viñedo y generar un desequilibrio con su existencia que nos obliga a tomar medidas de protección continua contra su afección, y para ello se utilizan todo tipo de ahuyentadores que los alejen del entorno de viñedo.